La Asociación de Escuelas Privadas Independientes de Cataluña - EPIC, ha manifestado en las últimas horas su preocupación ante la suspensión de la vacunación con AstraZeneca, acordada por el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas el pasado miércoles. La paralización supone un paso atrás para todos los profesionales de la docencia que se ven excluidos como colectivo prioritario, habiendo quedado justificada su labor esencial a lo largo de la pandemia.


EPIC desea hacer constar su inquietud ante esta decisión y solicita a las administraciones criterios claros y coherentes que aporten seguridad jurídica a todos los profesionales de la enseñanza, y permitan conocer los próximos pasos respecto a la vacunación de nuestro colectivo.


La Asociación comprende que la suspensión de la vacuna para menores de 60 años responde a una perspectiva sanitaria y tiene como objetivo preservar la salud de todos los ciudadanos, aún así, la falta de una hoja de ruta por parte de las instituciones provoca desconfianza y conduce a confusiones entre el personal docente. Exigimos algún tipo de comunicación que indique como proceder respecto a los docentes que ya han recibido la primera dosis y también para los que todavía no han sido convocados para vacunarse.