El nuevo edificio se encuentra en el Distrito de Sarrià-Sant Gervasi y ofrece una experiencia educativa altamente personalizada en un entorno multicultural y multilingüe

Con la apertura del BSB City Main Campus, The British School of Barcelona (BSB) consolida su presencia en la ciudad de Barcelona y refuerza su posición como escuela internacional de referencia en Cataluña, gracias a la trayectoria consolidada de los campus de Castelldefels y Sitges.

El nuevo edificio cuenta con 6.800 m², que se suman a los 22.000 m² de instalaciones deportivas de primera categoría gracias al acuerdo histórico con el Club Tennis Barcino, espacio contiguo al centro. Con este nuevo campus, que acogerá estudiantes de Primaria, Secundaria y Bachillerato, se da respuesta al creciente interés de más familias por ofrecer una educación BSB a sus hijos/as cerca de su lugar de residencia. El diseño moderno de la escuela responde a criterios innovadores en materia educativa, de sostenibilidad y comodidad para garantizar un entorno de trabajo y aprendizaje positivo e inmejorable. El BSB City Main Campus cuenta con espacios destinados a fomentar la creatividad, la curiosidad, la lectura, la socialización o la autonomía. De este modo BSB consolida un modelo educativo basado en la excelencia académica, el desarrollo de soft skills, y un fuerte compromiso con el bienestar físico y mental de toda la comunidad escolar.

Desde EPIC celebramos la apertura de este nuevo centro que, sin duda, contribuye a la mejora de la calidad educativa y seguiremos apoyando a aquellas instituciones educativas que lideran el ecosistema catalán de la enseñanza privada.

BSB City Main Campus - YouTube

La Asociación de Escuelas Privadas Independientes de Cataluña critica que el cheque de 100 euros para material escolar excluya a las familias y a los alumnos de primaria de la escuela privada no concertada

 EPIC reivindica un trato justo por parte de la administración y reclama la universalidad de tal medida, incluyendo a la escuela privada independiente. En palabras de su presidente, Àlex Cerdà, “si esta ‘medida universal’ trata de paliar los efectos de la inflación sobre las familias con hijos cursando educación primaria; nuestras familias y alumnado también encajan en estos parámetros y responden a los mismos derechos”. Si la medida trata de paliar las consecuencias que la alta inflación tiene sobre las familias, no hay duda que este fenómeno afecta de manera transversal a toda la sociedad y, por lo tanto, también a los alumnos de primaria escolarizados en centros educativos privados. “Nos encontramos ante una nueva discriminación en base a la titularidad del centro escolar”, señala Cerdà.

 La Asociación va más allá y es partidaria de priorizar esta ayuda para familias que se encuentren en situación de riesgo y vulnerabilidad, tal como fue concebida la medida en un inicio. “La aportación de 100 euros para comprar material escolar es bienvenida siempre que responda a criterios de equidad y eficiencia en el uso de los recursos públicos”, apunta el presidente. En esta línea, señala que, “mientras una parte de la escuela concertada continúa cobrando cuotas ilegales a sus familias y, por lo tanto, vulnerando el principio de gratuidad en la educación, es altamente sorprendiendo que, aun así, el Gobierno los conceda esta ayuda extra de 100€”.

 En definitiva, EPIC reclama a la administración un trato equitativo en la adjudicación de esta medida, que incluya a las familias y al alumnado de la escuela privada y, en todo caso, que el criterio de asignación del cheque responda, en primera instancia, a aquellas familias más necesitadas.